Web de M. C. Mendoza

Blog sobre mis novelas y proyectos literarios
Si quieres ponerte en contacto conmigo utiliza la opción de comentarios o las redes sociales.

Si quieres enterarte de cuando lanzo una nueva novela deja tu email en la página de subscribirse y te informaremos.



martes, 30 de junio de 2015

Revisando Dominus Noctis

Siguiendo mi plan de revisar todas mis novelas antes de ponerlas en formato físico, continúo con la segunda de la serie de Regina Irae: Dominus Noctis. Se trata de una novela muy extensa, de unas ochocientas páginas. Aprovecharé para revisar erratas y también estilo, y a ver si es posible, para recortar un poco algunas digresiones y partes más largas. ¡Vaya trabajo me espera!

Lamento las molestias de los millones de personas que estaban ansiosos por bajársela... 

domingo, 21 de junio de 2015

Sir Christopher y Ron





Había pensado dedicar este post a sir Christopher Lee, fallecido hace dos semanas en Londres, pero dado que el mismo día que su familia anunció el deceso (11 de junio)  murió también otro icono de mi infancia, mucho menos conocido, Ron Moody, he decidido hablar un poco de los dos.

De Christopher Lee poco se puede decir que no se sepa. Nacido en una familia italo-británica, en el exclusivo barrio de Belgravia, tuvo una vida larga y productiva como actor y cantante. Conocido por las generaciones nacidas en los cincuenta, sesenta y setenta como el Drácula más famoso (con permiso de Lugosi), actor de películas de la productora Hammer, de films de culto como The wicker man y villano encasillado de mirada penetrante y aspecto aterrador, recuperó la fama entre los más jóvenes con dos películas o series de películas de gran repercusión: la saga de Star Wars y la de El Señor de los Anillos. 


Drácula de la Hammer.


Probablemente los jóvenes no han visto ni los Dráculas realizados por la Hammer, ni el primer Frankenstein en color (también obra de esta mítica productora británica), ni mucho menos La Momia (con Peter Cushing, otro icono del género) ni "La gorgona" ni "Pánico en el Transiberiano" (Horror Express, película española). Tampoco, supongo, la serie de Fu Manchú, el perverso oriental que planeaba dominar el mundo, a pesar de ser siempre derrotado por Nyland Smith. Algunas de estas obras se salvaban de la quema por su mera intervención. Era de esa clase de actores cuya presencia mejoraba una cinta mediocre. Vi muchas solo porque salía él. En mi infancia y juventud me gustaba ese ambiente gótico y siniestro... Una Hammer en la que no aparecían Christopher Lee o Peter Cushing era, desde luego, mucho menos interesante. 


Chris y Peter, vaya par (Pánico en el Transiberiano)


Christopher representaba, por lo demás, la esencia del clásico caballero británico, de tendencia política un tanto conservadora, euroescéptico, admirador del primer ministro Cameron, aficionado a los puros y a los idiomas, a los temas ocultistas. Siempre me resultó raro que un icono inglés como este fuera tan tardíamente recompensado con el título de "caballero" (2009).


El Príncipe Carlos arma caballero a sir Christopher


Trabajó casi hasta el final en lo que más le gustaba (aunque solía decir que hubiera deseado ser cantante de ópera), sin cortarse a la hora de enfrentarse a nuevos retos como los discos de heavy metal o la canción ligera. 


Prefiero no describir esto...


El anuncio de su muerte me sorprendió en Edimburgo. Todo un shock. Fue uno de mis ídolos de infancia, una gran inspiración para mi obra (mi primera novela se la dediqué a él, ya que me inspiraba libre y vagamente en su figura para uno de los personajes), y ahora se ha ido, dejando un gran vacío en la historia del cine clásico y moderno. Recuerdo que me mandó una foto con su autógrafo a inicios de este siglo. Pero el mejor recuerdo son sus obras cinematográficas que podremos disfrutar una y otra vez.



El mismo día de anuncio de su muerte, el 11 de junio de 2015, moría también en Londres, Ron Moody, un actor secundario, de los que llaman "característicos" o de "carácter", famoso principalmente por su grandísima interpretación de Fagin en la película musical Oliver!, por la que estuvo a punto de ganar un Oscar (y ganó un Globo de Oro). Ni que decir que esta película es uno de mis musicales favoritos y que lo es fundamentalmente por Ron Moody. 


Oliver!, qué gran película y qué gran actor


En España, también fue conocido a un nivel más modesto, por la serie británica "Dentro del laberinto", emitida en los ochenta, y de la que yo era una auténtica fan y seguidora. En ella interpretaba al brujo Rothgo, un inmortal en lucha contra la perversa bruja Belor, que trata de arrebatarle el Nidus, una extraña fuente de poder. Con ayuda de unos niños que viajan en el tiempo trata de evitar que ese poder caiga en manos de la mala. No exagero si digo que en esa serie se encuentra el germen de mis futuras obras creativas. Para mí fue de una importancia capital. Despertó mi imaginación. 


Rothgo, en lucha contra el mal.



Valga este breve homenaje para sir Christopher Lee y Ron Moody, que se fueron en junio de 2015.

Christopher Frank Carandini Lee (1922-2015)




Ronald Moodnick (Ron Moody) (1924-2015)